Agrupacion de deudas

30.05.2019

¿En qué consiste la agrupación de deudas?

La agrupación de deudas también llamada reunificación de deudas consiste básicamente en juntar todas las deudas que un cliente tiene (tarjetas de crédito, préstamos personales, deudas previas impagadas) y agruparlas en una sola cuota dentro de la hipoteca. Lo que se consigue de esta manera es aprovecharnos de los tipos de interés de la hipoteca (más reducidos que los de una tarjeta, préstamos personales al eliminar estas deudas metiéndolas posteriormente dentro de la hipoteca.

De esta manera el cliente puede ver reducido su gasto financiero mensual alrededor de un 50%.

Ejemplo:

Deudas de Ana:

Hipoteca: 100.000 Pendiente-Cuota 1.000

Tarjetas de crédito: 20.000 Pendiente - Cuota 400

Deuda impagadas tarjeta de crédito: 6000 Pendiente- Cuota 200.Intereses de demora Comisiones, Gastos.

Préstamo coche: 10.000 Pendiente -Cuota 300

Total Deudas de Ana: 136.000 cuya cuota a pagar asciende a 1.900€/mes Mediante la operación de reunificación:

Total pendiente 136 000 + Gastos reunificación= Total APROXIMADO 1100€/me

Antes de comenzar una operación de reunificación aconsejamos que se deje asesorar pues el figurar en algún registro de morosidad hace que la operación sea llevada de manera distinta.

No solo eso, aunque es cierto que a la hora de plantear una agrupación de deudas siempre es recomendable hacerlo a través de una hipoteca tal como lo hemos explicado antes, a veces, el propio cliente es el que plantea la agrupación pidiendo hacerlo sin hipoteca, es decir, mediante un préstamo personal.

Esto pasa cuando el cliente lo que desea es hacer la reunificación pero no dispone de avales con los que poder hacer la hipoteca, por lo que en su búsqueda de obtener un solución a su problema suele proponer otras opciones que aunque posibles no suelen obtener los resultados que todos queremos.

¿Por qué no suele obtener resultados? Por varias razones.

La primera de estas razones es que los préstamos personales no están hechos para reunificar deudas. Las entidades que los tramitan cuando un cliente solicita un préstamo personal analiza el riesgo de la operación y partiendo de eso determina una operación es o no viable.

Si decimos directamente que nuestra intención es agrupar todas las deudas en una con el nuevo préstamo directamente nos denegaran la operación.

Algunos diréis entonces, "fácil, pues entonces me invento él porque necesito el dinero ya".

Efectivamente podéis hacerlo, pero entonces cuando solicitéis el nuevo préstamo la entidad financiera al hacer el estudio considerara que pides un nuevo préstamo a tus contratados, no sabe que luego con ellos vas a cancelar los otros.

Pondré un ejemplo claro:

a) Manuel tiene un total de 10.000€ entre micro prestamos, tarjetas de crédito y un préstamo personal firmado con Cofidis o alguna otra entidad.

Acude a otra entidad financiera a conseguir un préstamo personal y les dice a la financiera que quiere esos 10.000€ para cancelar los otros préstamos. La financiera directamente deniega la operación.

A las financieras y bancos no les suele gustar cancelar las deudas de otros. Solo suele estar dispuestos a hacer operaciones de este tipo cuando el cliente tiene esos otros préstamos firmados con ellos y ven que es posible que su cliente no pueda pagarlos. Entonces es cuando buscan el "mal menor".

b) Manuel visto lo visto cambia de estrategia y acude a la entidad de crédito sin explicar que quiere hacer la reunificación.

La entidad de crédito entonces valora el riesgo de la operación partiendo de que MANUEL TIENE YA 10.000€ en financiación Y QUIERE OTROS 10.000€ MÁS.

Aquí puede pasar que la operación sea rechazada o denegada, depende claro de la solvencia que tenga Manuel frente al banco, lo que sí está claro es el hecho de que al solicitar el crédito la CIRBE de Manuel se incrementara de manera notable ya que aunque luego el cancele esos 10.000€ en el análisis realizan la valoración teniendo en cuenta la capacidad que tiene Manuel de devolver esos 20.000€, no los 10.000€.

Dicho esto, el cliente luego puede buscar la opción que desee para poder tramitar la operación que quiera.

Eso sí, nuestra empresa para poder plantear una reunificación o agrupación de deudas es necesario que el cliente aporte avales en la operación, no consideramos rentable tramitar estas operaciones ni en cuanto a resultados obtenidos para nosotros ni para el propio cliente.

Hacer una reunificación cuando el cliente tiene otros préstamos personales firmados (que es lo habitual cuando nos la plantean) no tiene ningún sentido si se procede a la agrupación con otro préstamo personal.

Otro problema habitual con el que nos encontramos a la hora de querer hacer esta operación es que el cliente muchas veces debe varias cuotas de los otros préstamos. Intentar hacer esta operación cuando estamos ya en mora no es lo mejor que podemos hacer, lo ideal es hacerla ANTES de encontrarnos en esa situación límite.

No obstante, y si a pesar de esto tienes algún préstamo firmado con anterioridad que deseas agrupar y está en mora(impagado, por lo que estarás en el asnef casi con total seguridad) podemos buscarte una reunificación siempre y cuando puedes hacerlo a través de un aval.

A&D Gestión Financiera

aeid.alejandro@gmail.com