Tipos de Documentación en el Capital Privado

17.01.2019

A pesar de llevar ya tiempo en A&D Gestión Financiera hablando acerca de los préstamos de capital privado explicando cómo se firman, su funcionamiento, su utilidad en el mercado hasta hoy no habíamos hablado acerca de los dos tipos de documentación la financiera pide en la firma de estos créditos.

Hoy nos gustaría explicar justamente esto, es decir, la documentación que se solicita a la firma de las llamadas como hipotecas de capital privado la cual se pide en dos fases.

Porque hasta ahora cuando hemos mencionado el tema de la documentación siempre hemos hecho centrándonos en la primera fase, es decir, en la documentación que se pide en el análisis de la operación, sin embargo hay una segunda documentación que manera posterior el cliente tendrá que enviar una vez la financiera y el cliente han acordado la oferta de préstamo faltando solo lo que es la firma del préstamo.

Esta segunda documentación es la que se pide una vez la financiera ha realizado el estudio de préstamo resultando el mismo aprobado y el cliente aceptando la oferta q se le presenta.

La segunda documentación se pide por tanto para preparar la firma en notaria del préstamo hipotecario así como para verificar que la documentación no impedirá u correcta inscripción de la nueva hipoteca.

Por esa razón se pide la documentación, para asegurar que la firma puede llevarse a cabo, además, es la propia notaria la que exigirá la documentación pues un notario no aceptara firmar una hipoteca en caso de que el cliente no aporte todo lo que hace falta.

¿Qué documentación se pide en el capital privado?

Titulares de la propiedad, fotos de la propiedad y tasación.

En algunos casos también se pueden pedir ingresos en forma de nómina, pensión...al menos siempre y cuando el cliente cuente con ellos.

Esta documentación se utiliza de manera exclusiva para hacer el estudio de la operación.

Dicho de otra forma, es en base a esta documentación que la financiera estudia la operación de financiación resultando la misma aprobada o denegada.

Una vez se ha llegado a este punto la primera documentación enviada por el cliente archiva no siendo más necesaria su estudio y análisis.

A partir de aquí y según la contestación del cliente hacia la oferta de la financiera se continua o no con la tramitación.

Me explico.

Si el cliente rechaza la propuesta de financiación aquí la financiera no podrá continuar con el expediente, lo que hará será cancelar el mismo eliminando de esa manera la oferta que se la había presentado al solicitante.

Por el contrario en caso de aceptar el cliente la propuesta de préstamo por parte del financiera entonces si habrá una segunda fase.

En esta segunda fase la financiera lo que hace es pedir documentación relativa a la propiedad.

No solo eso, también se pide información acerca del cliente, profesión, estado civil, cuenta bancaria donde ingresar el dinero del préstamo, justificante de ingresos....

Con respecto al tema de la propiedad se suele pedir la escritura de la propiedad del inmueble y en caso de haber una hipoteca sobre el inmueble (en caso de que por ejemplo si estuviera firmando un préstamo en segundo rango) hará falta que el cliente envié la escritura de la hipoteca.

Si en lugar de una segunda carga se pretende cancelar la primera hipoteca será necesaria también la entrega por parte de la entidad bancaria o financiera que tiene hipoteca sobre el inmueble de la carta de cancelación en la cual se hace constar el dinero que hace falta para cancelar la misma.

Esta documentación será necesaria porque de hecho es la notaria en la cual se firma el préstamo quien la exige.

Por ejemplo la información acerca de la profesión, estado civil... se pide porque en la nueva escritura de préstamo hipotecario se tendrá que hacer constar esta información por tanto la notaria tendrá que poner la información del cliente.

También nos gustaría decir desde A&D Gestión Financiera que sería aconsejable recibir la escritura de la propiedad antes de tasar la propiedad simplemente para asegurarnos de que la operación se puede firmar.

Lo digo porque hemos visto operaciones de financiación en donde el cliente después haber tasado la propiedad nos encontramos con que en la escritura de propiedad con alguna cláusula por la cual en caso de firmar la nueva hipoteca el registro de propiedad nos impediría su inscripción.

Y claro, si eso pasa al final acaba con los préstamos sin poder firmarse ya que la financiera no puede en ningún caso firmar una hipoteca para que luego no se inscriba en el registro de la propiedad.

No es algo habitual pero en alguna ocasión lo hemos visto de primera mano, casi siempre por cierto con clientes que no siguen los consejos dados por la entidad financiera.

Y es que por mucha prisa que tenga el cliente si este quiere hacer las cosas bien debe enviar la documentación en el orden que se la solicita la financiera.

 A&D Gestión Financiera

aeid.alejandro@gmail.com